El curso de literatura y deporte renovó las ‘conversaciones’ entre la Sociedad Menéndez Pelayo y la APE

La segunda edición de las ‘Conversaciones’ entre la Asociación de Profesores de Español y la Real Sociedad Menéndez Pelayo se centró en la literatura y el deporte. Con la colaboración de la Fundación Racing y el Gobierno de Cantabria, el curso comenzó el martes, 28 de enero, en la Biblioteca Central de Cantabria y se clausuró el viernes, 31, tras impartirse cuatro conferencias que trataron de la importancia de sendas modalidades deportivas que inspiraron a poetas y escritores, visibilizando el potencial del deporte en la creación literaria. Las cuatro conferencias hablaron de literatura y fútbol, bolos, montañismo y ciclismo.

El periodista y escritor, Raúl Gómez Samperio, abrió el curso con su conferencia: ‘Poema y crónica de un partido de fútbol en Santander, la Oda a Platko y la gesta de un guardameta’. Gómez Samperio interpretó el famoso poema de Rafael Alberti que dedicó al portero del F. C. Barcelona, Franz Platko, en 1928, con motivo de la final de la Copa del Rey entre la Real Sociedad de San Sebastián y el F. C. Barcelona. Esta final se disputó en Santander y fue José María de Cossío, entonces directivo del Racing, el que invitó al prometedor poeta gaditano a presenciar un partido donde el portero húngaro del Barcelona tuvo una actuación memorable. El ponente recurrió a las crónicas de los periódicos de la época para comprender los momentos más intensos de la poesía y contar lo que pasó en el terreno de juego comparándolo con los versos.

Historia y textos literarios para los bolos

El miércoles, día 29, fue José Ángel Hoyos Perote (Helguera de Reocín, 1951) el que desarrolló el título ‘Jugando a los bolos en prosa y verso’. Hoyos realizó un recorrido por la historia y el desarrollo de los bolos con el apoyo de textos de escritores y poetas y  la lectura de los textos realizados por el profesor Enrique Torre y el poeta Juan Francisco Quevedo.

La aventura del Annapurna

La tercera conferencia se dedicó al montañismo y fue impartida por los profesores Borja Rodríguez y Paulino Pumarejo con el título, ‘Literatura de alpinismo. Annapurna, primer ocho mil’. Ambos eligieron la épica de la conquista del Annapurna en 1950 para analizar lo que algunos consideran la mejor obra literaria expedicionaria de montaña, escrita por Maurice Herzog en su libro ‘Annapurna, primer ocho mil. La gran aventura’. Herzog y su compañero de expedición, Louis Lachenal, estuvieron a punto de fallecer en el descenso y sufrieron la amputación de los dedos de las manos y de los pies. Mientras que Pumarejo, gran conocedor del Himalaya y experto montañero, explicó las características del colosal macizo del Annapurna, Rodríguez se centró en el análisis de la obra de Herzog.

El ciclismo desde las crónicas de las grandes vueltas

Finalmente, el viernes, día 31, Marcos Pereda cerró el curso  con el curioso título de ‘Golfos, existencialistas y mujeres con pantalones: la bicicleta en la literatura’. Pereda centró su exposición basándose en las crónicas periodísticas de las grandes vueltas (Tour, Giro y Vuelta a España), desde el siglo XIX, con atención a las primeras mujeres que se dedicaron a la bicicleta, tanto desde el punto de vista deportivo como desde la redacción de los relatos ciclistas.