La Sociedad Menéndez Pelayo impulsa la interpretación de una obra inédita de Jesús de Monasterio

La obra ‘Rondó Liebanense’ (1856), del músico cántabro Jesús de Monasterio (Potes, 1836- Casar de Periedo 1903), fue interpretada en la iglesia de la Asunción de Torrelavega en concierto para violín y piano impulsado por la Sociedad Menéndez Pelayo. La obra se descubrió recientemente en Pamplona, entre los documentos de Pablo Sarasate, alumno destacado de Monasterio y a quien había dedicado la composición. La obra también se interpretó el pasado 29 de octubre en la iglesia de San Vicente de Potes, localidad natal del ilustre músico.

Según el tesorero de la Sociedad Menéndez Pelayo y especialista en música, Enrique Campuzano, “conocíamos la existencia de dicha obra por noticias en libros y hemerotecas, pero no su contenido que incide en aspectos conocidos, pero poco valorados, como son sus incursiones tempranas en la música nacionalista y, en este caso, también regionalista”.

Para Campuzano esta obra posee una importancia capital para la música española por ser una de las primeras piezas que incorpora a la música culta una melodía popular, en este caso relacionada con Liébana, la tierra natal de Jesús de Monasterio.

Los músicos que interpretaron la pieza son especialistas en la música de mediados del XIX y de Jesús de Monasterio: Kamran Omarli, violinista de la Orquesta Sinfónica de Euskadi y ganador del premio del Certamen Internacional de Música de Arnuero que fomenta la Sociedad Menéndez Pelayo y Anselmo Bustamante, pianista de Torrelavega y profesor del conservatorio Jesús de Monasterio de Santander. Además de la pieza de Monasterio también tocaron composiciones de Paganini, Gounod, Sarasate y J. S. Bach.

El concierto se enmarca dentro de los actos del 120 aniversario de la iglesia de la Asunción.

Jesús de Monasterio fue un virtuoso del violín y está considerado como el creador de la escuela española de este instrumento. Además de compositor destacó como investigador de la música antigua del Renacimiento y Barroco, y como organizador y promotor de la música instrumental en Madrid.